• Medios audiovisuales y escritura de la historia en México
    Núm. 58 (2022)

    Los medios audiovisuales de comunicación, como cualquier otro medio, no pueden evadir el diálogo directo con la Historia: su historia propia, la historia que narran y atestiguan, la historia de la que dejan evidencia, la historia de su tiempo(s) y su espacio(s) de producción, circulación y recepción, la historia conectada con otros procesos de cambios de las sociedades contemporáneas. Este expediente pretende poner en cuestión la visión canónica de la historia general de los medios, como cronologías que en términos evolutivos marcan los virajes de una industria. En contraste, se detiene en las relaciones que el medio establece con sus entornos “no mediáticos” y su capacidad de interpelación e interpretación de esos entornos. En otras palabras, hablamos de una historia de los medios de comunicación, en este caso audiovisuales, que permita formular explicaciones sobre las sociedades a partir de la producción comunicativa en masa. La apuesta aquí es por la imagen, la imagen en movimiento y el sonido, su relación con las tecnologías, en tanto materialidad y soporte, su compleja experiencia con el tiempo y el espacio, y su valor como fuente primaria, con exigencias de interpretación y conservación únicas.  

  • La Revolución Mexicana: las huellas del trauma
    Núm. 57 (2021)

    El propósito de este expediente es explorar algunas de las zonas traumáticas provocadas por la lógica de la propia revolución en tres ámbitos: la indiscernibilidad del cuerpo femenino como una zona de vulnerabilidad y patriarcado expuesta a una violencia ocluida por sus propios estatutos;  la historia de  la resistencia obrera que data desde los años del Porfiriato y quedaría eclipsada por el síndrome del corporativismo: y el hundimiento de las experiencias democráticas que trajo la misma revolución, ejemplificado aquí en la visión que el mundo jesuita se hizo del propio proceso.

  • La fisura y la ausencia
    Núm. 56 (2021)

    La violencia consumada por el Estado mexicano contra sus “enemigos” ha sido difusa, no han tenido reglas; es una violencia que ha tendido a implementarse en microespacios de excepción, espacios flexibles, móviles y atemporales. Es en esos espacios de excepción donde se ha trazado la cartografía del horror; es en esa topografía donde la maquinaria de la muerte ha engullido sin fatiga a miles y miles de personas.(...)

    (...)Por tanto, la fisura y la ausencia parten de una premisa: la desaparición forzada de personas ha sido una estrategia estatal a través de la cual se ha deshilado el tejido social; es un delito de lesa humanidad que ha permitido a los autores que ejecutan estos crímenes –siempre clandestinos e invisibles– gozar de impunidad para extender el control social.

  • Hayden White: apropiaciones actuales
    Núm. 55 (2020)

    Este expediente es en memoria de Hayden V. White, quien falleció del 5 de marzo de 2018, a los 89 años. (…)(…) Pocos autores han irritado más a la comunidad de historiadores que Hayden White a lo largo de los más de 40 años posteriores a la publicación de su Metahistory en 1973.(…)

    (…) Detrás de las preguntas y respuestas que hace ya casi 25 años se esgrimieron podemos observar una parte nodal de lo que ha sido la discusión sobre el estatus del conocimiento histórico y de la disciplina de la Historia.(…)

    (…) White tuvo que pagar el precio de todo pionero: ataques, malentendidos, los propios titubeos y caminos aporéticos, o sea, todo lo que implica abrir brecha. A White le toco ser “posmoderno” cuando la crítica a la Modernidad apenas se iniciaba abiertamente, y dedico su larga vida académica a aclarar con gran honestidad sus pasos y retrocesos. Y en este homenaje cabe justamente reconocer su transparente honestidad, pues nunca dudo en reconocer públicamente cuando observaba algún error o falta de claridad en sus propuestas.(…)

  • Entrecruzamientos del tiempo
    Núm. 54 (2020)

    Este expediente da un salto del siglo XVI al XVIII. La periodización clásica de la historia nos diría que se trata de la primera modernidad. Pero los lectores verán que los ensayos nos demuestran que hay niveles evolutivos diferentes en cada período. No toda la sociedad evoluciona al mismo ritmo. (...)

    (...) Me gustaría que los lectores vieran, en la lectura de este expediente, que las nociones de ruptura o continuidad, con respecto a la historia, no son realidades en sí. Afirmar una o la otra depende del tema que cada investigación problematiza. No hay rupturas ni continuidades, lo que hay son preguntas.

                                                                                                                                                                      

1-5 de 24